Técnicas de reparación de lunas

Técnicas de reparación de lunas

Si has tenido que llevar alguna vez tu vehículo a un taller de reparación de lunas en Mallorca por un pequeño impacto o una pequeña fisura, quizá te hayas preguntado cómo se puede reparar el cristal sin sustituirlo y de forma tan rápida.

Pues en Lluperauto vamos a explicar en las siguientes líneas las principales técnicas de reparación de lunas, en los casos en que los daños no son suficientes como para sustituir la pieza al completo. Podemos decir que, en términos generales, estas reparaciones son un proceso en el que entran en juego la tecnología disponible con la destreza del profesional.

Si uno de los dos elementos falla, el resultado no será el idóneo de un procedimiento que consiste en rellenar el área dañada con una resina transparente y adhesiva que es polimerizada mediante luz ultravioleta, de forma que la luna, casi siempre la delantera en estos casos, recupere su tensión superficial y casi al completo su claridad.

En un taller de reparación de lunas en Mallorca se pueden utilizar dos técnicas principalmente, en función del tipo de daño que tenga el parabrisas. En primer lugar, el método de estalladura, en el que se retiran primero las partículas sueltas, para luego inyectar a presión la resina acrílica mencionada con anterioridad y luego se seca con rayos ultravioleta durante cinco o diez minutos, antes de pulir la superficie para que quede lo más perfecta posible. La segunda técnica es la indicada para las fisuras, un procedimiento similar, pero en el que la infiltración se realiza de forma progresiva desde uno de los lados de la fisura.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies