El mantenimiento del parabrisas

El mantenimiento del parabrisas

Como profesionales expertos en la reparación de parabrisas en Mallorca, queremos aprovechar esta entrada del blog para hablarte sobre el mantenimiento de esta parte del coche.

Antes de empezar con la limpieza de las lunas, es aconsejable haber limpiado antes el coche entero, ya sea con un chorro a presión o en túnel de lavado. Ten cuidado, eso sí, de que no queden restos de cera que provoquen que los limpiaparabrisas puedan arañar el cristal. Para evitarlo, lo conveniente es pasar después un trapo de limpieza.

Si te fuera imposible lavar el coche, te puede valer con una esponja, jabón y un cubo con agua caliente. Con esto quitarás gran parte de la suciedad, aunque el cristal no quedará impoluto. Recuerda que te pueden sancionar por lavar el vehículo en la vía pública. Infórmate bien antes de hacerlo.

Como empresa con experiencia en reparación de parabrisas en Mallorca, queremos darte un consejo muy útil: para lograr que las lunas no tengan ningún tipo de marca o reflejo, debes humedecer todo el cristal con un limpiacristales de uso común con alcohol. A continuación, sécalo bien con una gamuza o un paño que no desprenda pelusas ni hilo. Es fundamental que dicho trapo no haya sido utilizado antes en el resto de la carrocería.

Desde Lluperauto, queremos recordarte que, además de limpiar los cristales por fuera, también tendrás que hacerlo por el interior. Solo tienes que usar un trapo limpio y húmedo y frotar por toda la superficie.

No tardes en llamarnos si quieres conocer nuestros servicios.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies